2007-2008 Año Polar Internacional

junio 3, 2005

 La comunidad científica internacional ha determinado celebrar un nuevo Año Polar y tal como sucediera en las ediciones anteriores, trabaja febrilmente dispuesta a desarrollar esfuerzos monumentales en los extremos norte y sur del planeta para intensificar su conocimiento científico.
En 2007 se cumplirán ciento veinticinco años de la realización del primer Año Polar Internacional (1882-1883), setenta y cinco años del segundo Año Polar Internacional (1932-1933) y el 50° aniversario del Año Geofísico Internacional (1957-1958). Y la comunidad científica internacional ha determinado celebrar un nuevo Año Polar y tal como sucediera en las ediciones anteriores, trabaja febrilmente dispuesta a desarrollar esfuerzos monumentales en los extremos norte y sur del planeta para intensificar su conocimiento científico.
¿Deberíamos dejar pasar esta oportunidad?
¡Claro que NO!La Argentina, a través de Tierra del Fuego tiene la gran oportunidad de ofrecerse a la comunidad científica mundial como una plataforma operativa y logística de extraordinarias características para acceder al cuadrante sudamericano del sector antártico, donde seguramente se realizarán una parte significativa de las innumerables investigaciones científicas en etapa de planificación.
Pero para estar realmente en forma y capitalizar al máximo esta oportunidad, tenemos tareas para hacer: debemos trabajar duro y en forma mancomunada entre la provincia y la nación para concretar obras previstas, como el proyecto Área Antártica Internacional, el cual cuenta con una lógica altamente consistente e importante apoyo de autoridades nacionales, reglamentar la Ley 585/03 de Política Antártica Provincial, así como determinadas acciones y normativas imprescindibles para dar un sólido sustento a las promisorias expectativas que abre un evento de tal magnitud y trascendencia.
Es muy importante subrayar que tanto la celebración de los “años polares” como el Año Geofísico Internacional, trajeron no sólo avances notables en distintos campos de las ciencias, sino que impulsaron una estrecha colaboración internacional.
Tal es la razón por la que este tipo de eventos, que se dan con espacios de tiempo medido en décadas, despierta tanto interés y en nuestro caso, pueden presentarse como una oportunidad invalorable.

¿En qué consiste el Año Polar Internacional?
El Año Polar Internacional consistirá básicamente en una gran campaña internacional de observaciones y análisis polares, que estarán coordinados y realizados por investigadores de muchos países que trabajarán simultánea y mancomunadamente con el objeto de estudiar y mejorar los conocimientos sobre los polos y su función en el sistema terráqueo.
Abordarán problemas científicos ineludibles con la idea de poner en marcha programas de ciencias multidisciplinarios y basado en la conjunción de esfuerzos especiales, que de otro modo nunca se ejecutarían.
También se propone suscitar el interés de la próxima generación de especialistas polares e incrementar su número, así como sensibilizar al público sobre los fenómenos en progreso y sus efectos para con el medio ambiente.
El comienzo de esta intensa maratón de investigaciones está prevista para la temporada 2007-2008, pero tal como aseveran sus protagonistas, las redes de observación y las actividades sustantivas iniciadas durante el Año Polar Internacional deberían mantenerse durante un plazo no menor a diez (10) años para alcanzar sus metas, dato muy interesante para Tierra del Fuego.

¿Cómo progresa el Año Polar Internacional 2007-2008?
El Consejo Ejecutivo del ICSU, con el apoyo de múltiples organismos de ciencia, entre ellos el CONICET, decidió en 2003 la creación de un Grupo de Planificación, con la misión de precisar el contenido del Año Polar Internacional, así como la tarea de formar un mecanismo encargado de su programación, puesta en práctica, orientación y supervisión.
En Febrero de este año al Grupo de Planificación, a pedido del Consejo Científico Internacional ICSU, presentó un proyecto preliminar de programa para el Año Polar Internacional de 2007-2008, para posteriormente elaborar un programa final con miras a someterlo a la Asamblea General del ICSU, en su 28ª reunión, que se celebrará en 2005.
A la vez, el Grupo de Planificación tendrá un papel importante a la hora de facilitar la creación de una estructura coherente que prestará asesoramiento a todos los países y científicos que deseen participar en el Año Polar Internacional.
El ICSU encomendó además al Grupo de Planificación que, para octubre de 2004, elaborara un plan científico detallado y tomara las disposiciones necesarias con vistas a ser reemplazado por un Grupo de Ejecución Internacional que se hará cargo de la puesta en marcha del API de 2007-2008.
Por su parte, el contenido del Año Polar Internacional fue examinado a fines de septiembre de 2003 en la UNESCO, por los presidentes de cinco programas científicos: PICG (Programa Internacional de Ciencias de la Tierra), PHI (Programa Hidrológico Internacional), MAB (Programa sobre el Hombre y la Biosfera), MOST (Programa “Gestión de las Transformaciones Sociales”) quienes, en sus recomendaciones al Director General y la Conferencia General, respaldaron la participación de esos cinco programas en el Año Internacional del Planeta Tierra (2005-2007) propuesto por la UNESCO y la UICG, así como la conveniencia de realizar actividades conjuntas en relación con el API en 2007-2008.
En su Resolución EC-XXXVII (4.1.6) la Comisión Oceanográfica Intergubernamental decide desempeñar un papel activo en el API, basado en la importancia de los océanos polares como motores de la circulación de las aguas profundas mundiales y su influencia en el clima del planeta.
También se examinó el proyecto del Año Polar Internacional 2007-2008 en el curso del 14° Congreso Meteorológico Mundial y en su Resolución 34 (Cg-XIV), la Organización Meteorológica Mundial aprobó la idea de adherirse a este evento.
Por su parte en enero de 2004 la Roshydromet (Russian Federal Service for Hydrometeorology and Environment Monitoring) y la Academia Rusa de Ciencias, con el apoyo de la Comisión Europea, organizaron una reunión internacional de estudio de las modalidades de cooperación sobre el API en el Arctic and Antarctic Research Institute (AARI).
Se presentaron variadas ponencias sobre distintos asuntos relacionados con las actividades científicas y operacionales en las regiones polares y se aprobó una declaración conjunta en la que se sugirieron los ámbitos que habrían de abordarse prioritariamente durante el Año Polar Internacional, considerándose necesario establecer un plan de coordinación, basado en una amplia gama de aportaciones, para coordinar las actividades conjuntas y prestarles apoyo.

Más info: www.ipy.org
Fuente: www.portaldelmedioambiente.com